SWEET SEEDS

Originarios de Valencia, Carlos y Manolo, los socios fundadores de Sweet Seeds, comenzaron este emprendimiento impulsados por su pasión por el Cannabis y la convicción de que es necesario preservar las mejores genéticas disponibles, en especial después de que varias décadas de prohibición han llevado a la extinción de muchas variedades.

Desde su inicio en 2005, Sweet Seeds entró al mercado de las semillas de marihuana con paso firme, con la presentación de sus primeras variedades feminizadas. Desde entonces marcaron un antes y un después, ya que lograron revertir la mala reputación que hasta entonces tenían las feminizadas que muchas veces resultaban hermafroditas.

El mismo impulso revolucionario los llevó al desarrollo de genéticas autoflorecientes en el 2009, cuando nació la familia Devil. Esta etapa abrió las puertas no solo a nuevos perfumes sino también a cepas productivas, potentes y muy resinosas que Sweet Seeds ha seguido refinando con los años hasta conseguir calidades que poco se diferencian de variedades no automáticas.

La tercera oleada revolucionaria de este banco valenciano llegó más recientemente, en el 2013, con la línea F1, o Fast Version, que consiste en variedades no-autoflorecientes, pero un crecimiento ultra veloz que acorta en 1 a 2 semanas el tiempo de cosecha.

SWEET SEEDS

Filtros activos